Fisioterapia

El masaje ha sido empleado desde tiempos inmemoriales como herramienta complementaria en el tratamiento de numerosas dolencias: desde los tiempos de Platón, pasando por la medicina tradicional china, llegando a la medicina ayurveda con la incorporación del masaje, los aromas y los aceites esenciales.


Si embargo siempre ha sido totalmente desvalorizada como terapia por parte de la ortodoxia de la medicina científica. Igual suerte corrieron la alimentación, el Yoga, la meditación y el Tai Chi, sin olvidarnos por supuesto de la acupuntura.


Afortunadamente la mentalidad médica ha ido cambiando espectacularmente, aunque aún queda mucho camino por recorrer. Y el masaje terapéutico por supuesto no podía estar exento de su análisis desde el punto de vista científico, confirmando claramente las bondades del mismo.


Un estudio, publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine, confirma los beneficios biológicos de los masajes. En este estudio, investigadores del Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles, Estados Unidos, reclutaron a 53 hombres y mujeres, todos adultos sanos. A 29 de ellos les asignaron al azar sesiones de 45 minutos de masaje sueco profundo (actúa sobre zonas de tensión). Los otros 24 recibieron sesiones de un masaje suave.


A todos los voluntarios se les colocaron catéteres intravenosos para tomar muestras de sangre inmediatamente antes del masaje y hasta una hora después para observar los cambios. Para su sorpresa, los investigadores –que recibieron el patrocinio del Centro Nacional para la Medicina Alternativa y Complementaria, división del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos– descubrieron que apenas una sola sesión de masaje desencadenaba cambios biológicos: Los voluntarios que recibieron el masaje sueco experimentaron significativas bajas en los niveles de la hormona del estrés (cortisol) tanto en sangre como en saliva, así como en los niveles de ACTH (Adrenocorticotrofina), hormona segregada y almacenada en la hipófisis, que  regula las subas en el cortisol (la  ACTH y el cortisol son las hormonas ligadas al estrés).


Registraron también aumentos en la cantidad de linfocitos incluidos los natural killers (N.K.), glóbulos blancos que son parte fundamental del sistema inmunológico. Aquellos que habían recibido el masaje suave dieron muestras de mayores aumentos que el otro grupo en los niveles de oxitocina, hormona vinculada con la satisfacción, y mayores bajas en la hormona adrenocorticotrofina (ACTH), que estimula a las glándulas suprarrenales para liberar cortisol.


Por todo lo expuesto, el masaje terapéutico forma parte de nuestro arsenal terapéutico, ya que aporta enormes beneficios en cuanto a la calidad de vida y a generar un entorno saludable. Realizado en forma profesional y teniendo en cuenta las posibles limitaciones del paciente, no se reporta ningún tipo de daño colateral.

 

Lecturas recomendadas

Masaje ayurvédico abhyanga (Fc - Formacion Continua)
Masaje ayurvédico abhyanga (Fc - Formacion ...
Cesar Tejedor
Tapa blanda - 228 páginas
Masaje Ayurvédico Champi (Fc - Formacion Continua)
Masaje Ayurvédico Champi (Fc - Formacion ...
Cesar Tejedor
Tapa blanda - 104 páginas
Masaje Tibetano Ku-Nye (Fc - Formacion Continua)
Masaje Tibetano Ku-Nye (Fc - Formacion ...
César Tejedor
Tapa blanda - 174 páginas
FISIOTERAPIA. Descripción de las técnicas y tratamiento (Bicolor) (Medicina)
FISIOTERAPIA. Descripción de las técnicas y ...
A. Hüter-Becker, H. ...
Tapa blanda - 348 páginas
EUR 30,40