Fisioterapia en Terapia Integrativa: El paciente crónico

Fisioterapia en Terapia Integrativa: El paciente crónico
Publicado: ene. 22, 2015
Categorías: Fisioterapia
Comentarios: 0

Tamara González

Fisioterapeuta y enfermera

La fisioterapia es una disciplina de salud que ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica para paliar síntomas de múltiples dolencias tanto agudas como crónicas, por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad.

Esta disciplina posee gran valía para el paciente crónico al suplantar o disminuir un tipo de medicación, véase medicación anti-inflamatoria, relajantes musculares, ansiolíticos, fármacos para el dolor neuropático como antidepresivos y antiepilépticos con amplios efectos secundarios, de modo que  estamos proporcionando a los riñones e hígado del paciente crónico una vida más larga y sana.

La fisioterapia, al estar fuertemente ligada a la medicina, no ha estado exenta de la visión “mecanicista” del ser humano, entendiendo a éste, como la suma de piezas (partes del cuerpo) a las que hay que tratar por separado, dejando así, la influencia de los demás factores, psicológicos, entre otros, sin atención por nuestra parte y dado que la relación mente-cuerpo está ampliamente demostrada, la fisioterapia debe evolucionar en el estudio de la influencia de dicha relación en el resultado de los tratamientos fisioterápicos.

Prueba de ello es la forma de trabajo de muchos centros de fisioterapia en la actualidad en los que no es extraño escuchar: debes  tratar ”el hombro” de la cabina 2, o” el tobillo” de la cabina 5…, con toda la buena intención por parte de los fisioterapeutas por solucionar su problema, pero, no estamos viendo al paciente como un todo, influenciado por múltiples factores, que es a lo que aspira el nuevo paradigma de la medicina.

Desde Terapia Integrativa creemos en un nuevo concepto de profesional: más empático, participativo, que trabaja en equipo, elabora un plan, guía, facilita y coordina; y un nuevo concepto de paciente: responsable, proactivo, resiliente.

La fisioterapia en Terapia Integrativa se suma a los esfuerzos de todo el equipo, principalmente, en la importancia de la relación mente-cuerpo, control del estrés, estimulación del sistema inmune y mejora de la calidad de vida del paciente y su familia a través de la adquisición de hábitos saludables.

En cuanto a la estimulación del sistema inmune existen diversos estudios científicos que han demostrado que la terapia de masaje sueco consigue aumentos en la cantidad de linfocitos incluidos los Natural killers (NK). Se ha analizado tanto en adultos sanos como en pacientes de cáncer y sida.

Con respecto a la intervención de la fisioterapia en la relación mente-cuerpo debemos aprovechar que somos profesionales experimentados y con amplia sensibilidad a través del tacto para detectar muchos datos sobre la salud global de la persona como forma de respirar, grado de tensión muscular, capacidad de relajación, contracturas debidas al estrés; de este modo,  podremos guiar al paciente en su auto-escucha, autoconocimiento, fomentando la atención al momento presente y a la percepción sensorial, finalmente ayudándole a  conectar con su cuerpo y con su relajación.

Todo ello debido a que una persona consciente de sus necesidades será una persona motivada, interesada en profundizar  en los beneficios de las técnicas mente-cuerpo.

El Doctor Luis de Rivera, director del programa de medicina mente-cuerpo en Terapia Integrativa, nos explica la importancia de mejorar nuestra capacidad de relajación para contrarrestar la excesiva e inadecuada activación de la respuesta lucha-huida por parte de nuestro sistema nervioso simpático en respuesta a peligros irreales o desproporcionados en nuestro día a día, ya que esto hace que haya unas cifras de cortisol elevadas y mantenidas en nuestro cuerpo que acaban mermando nuestro sistema inmune y también este estrés es responsable de la excesiva tensión muscular que nos lleva finalmente a la aparición de contracturas musculares, por tanto, si los fisioterapeutas no añadimos a nuestro arsenal terapéutico las técnicas de auto-escucha y relajación o derivamos al paciente al resto de profesionales, estaremos obviando una de las posibles causas del problema.

Además la terapia de masaje de por sí, ha demostrado científicamente que produce disminución en hormonas como el ACTH, cortisol, arginina-vasopresina relacionadas con el estrés y la agresividad y aumentos de la dopamina y serotonina relacionadas con el bienestar y las emociones positivas.

Con respecto a la mejora en la calidad de vida del paciente la fisioterapia disminuye los principales síntomas comúnmente experimentados por el paciente crónico como: dolor, fatiga, estrés, nauseas, insomnio, tensión, ansiedad y depresión.

También es importante nuestro trabajo en restituir las condiciones físicas perdidas y minimizar las secuelas dejadas por la enfermedad o por los tratamientos recibidos.

La asociación de las distintas técnicas como puede ser terapia manual, reeducación postural, ejercicio terapéutico, electroterapia y pautas para domicilio han conseguido grandes logros en el tratamiento de pacientes con artrosis, artritis, fibromialgia, hernias discales, entre otras patologías, de modo que su estado físico genera menos malestar sobre su salud general.

 

Imprimir
Valorar este artículo:
4.7

Please login or register to post comments.

Calendario de noticias

«octubre de 2017»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
2526272829301
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
303112345